En donde se deben colocar los detectores de monóxido de carbono

Detectores de CO

Si buscas información sobre donde se deben colocar los detectores de monóxido de carbono, te explicaremos las mejores formas de conocer el lugar apto en tu hogar o espacio de trabajo para que puedas posicionar correctamente los tuyos.

Detectores de CO

La exposición al monóxido de carbono, puede causar distintas condiciones tales como dolores de cabeza, mareos, visión borrosa, entre otras. Tener mucho de este gas acumulado en el organismo puede ser sumamente perjudicial y en casos de mucha exposición incluso la muerte.

Tomando consciencia de la peligrosidad de este gas, podemos determinar que es sumamente necesario tener un detector de CO. Sobre todo en espacios donde no haya suficientes aberturas o donde, por cuestiones de temperaturas, suelen estar cerradas.

El peligro de contaminar un ambiente con monóxido de carbono aparece cuando tenemos un elemento que funciona en base a combustión de un combustible a base de carbono. Comprendiendo esto, notaremos que será necesario tener uno en áreas de calefacción tal como chimeneas, estufas, radiadores o similares.

Por lo general la mayoría de nosotros en épocas de temperaturas frías, cerramos las aberturas de lugares en los que habitamos. Hacemos esto para conservar una temperatura cálida en los ambientes, sin pensar en que el oxígeno de la habitación no tiene como renovarse.

Tampoco tenemos en cuenta que el monóxido de carbono acumulado no tiene por donde filtrar, por lo cual es inevitable terminar respirándolo. Para evitar que esto pase, veamos:

Detectores de CO

Índice

    Mejores lugares para colocar un detectores de monóxido de carbono

    Para evitar que alguien se intoxique con este gas, debemos colocar los detectores de monóxido de carbono en áreas donde tengamos artefactos a combustión. Preferentemente en cocinas o salas de estar donde haya chimeneas.
    Las cocinas, sobre todo si tenemos hornos a leña o similares, también son un buen lugar donde colocar un detector de CO.

    Si bien algunas personas podrían llegar a pensar que para estar más seguras, el mejor método de usar estos aparatos, es colocarlos cerca de las habitaciones o lugares donde se reposa. La realidad es que el CO comienza a concentrarse en sitios donde la combustión sucede. Por ende, para cuando el mismo llegue a las habitaciones ya se habrá esparcido por el resto de la casa.

    En caso de poseer calefacción a combustión (no eléctrica) en las habitaciones, si sería recomendable colocar un detector en estas áreas ya que al estar dormidos, es cuando se corre mayor riesgo de padecer síntomas de intoxicación por CO.

    Como sabemos, este gas no posee color ni olor, por lo cual mientras dormimos, no podríamos darnos cuenta de si estamos respirándolo lo que podría tener resultados fatales en caso de no llegar a despertar a tiempo.

    Cómo conclusión podemos decir que el mejor sitio para colocar un detector de monóxido de carbono en el aire, es la cocina, la sala de estar (en caso de poseer chimenea o estufas a combustión). También un punto en el cual se comuniquen las habitaciones o dormitorios. La cantidad de detectores que pondremos, también depende de la sensibilidad de los mismos aparatos.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas en este sitio, significa que estás de acuerdo. Política de cookies